Cardo mariano

04th diciembre, 2018

El uso de plantas medicinales en el tratamiento de enfermedades se encuentra descrito desde tiempos ancestrales.

En go-revive nos hemos basado en los conocimientos ancestrales de las culturas orientales y occidentales para ayudar al hígado a realizar el metabolismo sano del etanol.

En la fórmula de go-revive existen varios compuestos que en su conjunto ayudan a descomponer y eliminar las toxinas que el cuerpo metaboliza después de una ingesta de alcohol, en este post vamos a comentarte algunos detalles sobre uno de ellos.

En el caso de enfermedades y problemas hepáticos, se ha demostrado que varias especies como Silybum marianumPhyllanthus niruri y Panus giganteus (Berk.) mejoran el funcionamiento del hígado.

En la especie Silybum marianum, que se conoce comúnmente como cardo mariano o cardo de leche (su nombre procede del jugo como de leche que sale a triturarla), podemos encontrar la silimarina, un compuesto natural, que es el término genérico con que se identifica a una serie de metabolitos secundarios de las plantas, y al menos otros siete flavonoides. Entre los muchos de los beneficios que aporta esta planta originaria del Mediterráneo está incluida la protección del hígado y el aumento de la producción de bilis, además de tener propiedades antioxidantes, antivirales y antiinflamatorias.

La actividad hepatoprotectora y antioxidante de la silimarina se debe a su capacidad para inhibir los radicales libres, además de eliminarlos, que se producen a partir del metabolismo de sustancias tóxicas como el etanol, que generando esos radicales libres dañan las membranas celulares y causa lipoperoxidación. La silimarina aumenta el glutatión hepático y puede contribuir a la defensa como antioxidante del hígado. También se ha demostrado que la silimarina aumenta la síntesis de proteínas en las células hepáticas y fortaleciendo las membranas mucosas en todo el cuerpo. Los mecanismos antioxidantes contribuyen a prevenir la formación de radicales libres y disminuir las respuestas inflamatorias.

Además, el Cardo de leche parece que eleva los niveles de colesterol bueno HDL, disminuye el riesgo de aterosclerosis y la silimarina podría ayudar a bajar la tensión arterial, teniendo una actividad protectora del aparato circulatorio. Su actividad estabilizadora de las membranas celulares lo convierten en un tratamiento eficaz para enfermedades renales.

Como ya hemos comentado existen pruebas que demuestran cómo las propiedades antioxidantes del cardo de leche llegan a mostrar efectos desintoxicantes contra los tóxicos reparando y protegiendo el hígado.

Aún queda mucho por investigar de los flavonoides, de su valor medicinal, de su efecto anti edad, en la menopausia y de su impacto en la nutrición y la salud humana y de los animales, un estudio previo realizado en humanos informó que el tratamiento con la silimarina causó un, aunque ligero, aumento en la supervivencia de los pacientes con alcoholismo cirrótico en comparación con los controles no tratados.

Esta planta que no hemos encontrado todos en España por esos campos esconde aún muchos secretos para nuestra salud.

¡Sigamos investigando!

Dr. Ramón J. Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *